Instituto McLaren

INSTITUTO MC LAREN DE PEDAGOGIA CRITICA

SITIOS AMIGOS

Aula Critica

Instituto Mc Laren

No. de Visitas


Contador gratis

ACTIVIDADES

VIDEOS

VIDEOS!

Paginas amigas

"Peter McLaren" en Wikipedia
Peter McLaren en Wikipedia
Rebelion
Rebelion Mèxico
Praxis
PRAXIS es un esfuerzo de los profesores de Ciudad Madera
El papel del sistema presidencial mexicano en la democracia y la promoción de la equidad de género en La Paz Baja California Sur PDF Print E-mail
Written by Mayra Messina Vázquez   
Tuesday, 13 December 2011 03:54

El papel del sistema presidencial mexicano en la democracia y la

promoción de la equidad de género en La Paz Baja California Sur

 

Introducción:

 

La Organización de las Naciones Unidas, ha determinado entre sus prioridades la promoción del desarrollo de las mujeres, por ello, actualmente la mayoría de los gobiernos incluyen en sus planes de desarrollo,  políticas públicas incluyentes, sin embargo, a pesar de los esfuerzos el avance ha sido muy lento, al parecer existen factores psicológicos, cultuales, y sobre todo económicos que impiden su desarrollo. Por otra parte, los esfuerzos se concentran en el centro y se olvidan de la periferia, por ello, la situación de las mujeres rurales es precaria. En el municipio de La Paz, existen zonas con niveles de marginación altos, sin embargo, las acciones por remediar su situación no van más allá de un simple discurso político. Pese a la gran necesidad no se atiende la problemática, por ello, surgen la pregunta ¿Por qué a pesar de que el gobierno presidencial debería promover la democracia, en México no se atiende la problemática de las mujeres como debería de ser?, ¿Cuál ha sido la participación política en el presidencialismo mexicano? ¿Cuál es la participación política de las mujeres en la actualidad? y ¿En qué se fundamentan los criterios  de  atención y apoyo ciudadanos?

 

 Este trabajo tiene como objetivos, analizar cuál es el papel del sistema gobierno mexicano en el municipio de La Paz en el impulso al desarrollo de las mujeres,  cómo se divide electoralmente el municipio y cuál fue el comportamiento de la población por distritos  en las elecciones estatales de 2008 para conocer cuál fue la participación de los distritos y especialmente del IV, donde se encuentran las mujeres rurales, para determinar el poder que tienen los sectores en la toma de decisiones electorales y si éste puede ser un  un factor determinante para el criterio de la asignación de recursos y atención de necesidades por parte del gobierno. Por tanto, en la democracia.   

 

El trabajo se expone en el siguiente orden: primero, participación del gobierno en la promoción del desarrollo de las mujeres, segundo: presupuestos sensibles al género, tercero,  la teoría de las dimensiones organizacionales y por último, análisis del gobierno municipal desde la perspectiva de la teoría de las dimensiones.

 


 

Participación del gobierno presidencialista en la promoción del desarrollo de las mujeres

 

La necesidad del ser humano de vivir en sociedad, ha sido aceptada por la mayoría de autores. Sin embargo, discutir la mejor forma de organización social no ha corrido la misma suerte. El Estado se compone de Territorio, población y gobierno y encontrar el sistema de gobierno adecuado para cada sociedad, es un asunto que ha ocupado a los pensadores de todos los tiempos. México es una república cuyo sistema de gobierno es el presidencialismo, Se denomina presidencialismo o sistema presidencial a aquella forma de gobierno que, constituida una República, la constitución establece una división  de poderes, entre el legislativo, judicial, ejecutivo y  el jefe de Estado además de ostentar la representación del país es también parte activa del poder ejecutivo como Jefe de Gobierno. [1] En este sistema político el Presidente es elegido directamente por el pueblo no por el parlamento ni por el congreso.

Los antecedentes del Presidencialismo vienen de las monarquías absolutas en Europa, principalmente en la de Francia, cuya autoridad mayor recaía en la corona no en las asambleas representativas de los estamentos, contrario a lo que ocurría en el parlamento inglés. Sin embargo la idea de la separación de poderes surge en Estados Unidos con su Constitución en 1787 donde se establece la creación del cargo de Presidente y la creación del Congreso. En este sistema el Jefe de Estado es responsable de sus actos ante el congreso. Se consideran ventajas: La separación de poderes ejecutivo y legislativo se considera una porque favorece el equilibrio de fuerzas. Igualmente la inexistencia de relación entre el poder ejecutivo y el partido político mayoritario en el congreso impide la partitocracia. De tal manera, que se supone que así las decisiones y los procesos son más democráticos. Sin embargo, se enlistan como desventajas de este sistema político la poca representación del conjunto social y menor capacidad de respuesta frente a una crisis del gobierno. Por otro lado, se presenta una tendencia al bipartidismo debido a la necesidad de financiación y falta de identidad política.[2] Al haber poca representación del conjunto social, se deja el poder en algunos cuantos que no siempre expresan en sus decisiones los deseos de las mayorías a quienes se supone que representan.

Los gobiernos tienen la obligación de generar las condiciones adecuadas para el desarrollo económico y social de los ciudadanos. Su función dentro del Estado es la mantener el orden y  velar por el bien de la comunidad, basando la legislación en la justicia y respetando la naturaleza humana. Sin embargo, en la cotidianeidad los gobiernos no siempre atienden lo que representa el bienestar común, por ejemplo: la desigualdad de las mujeres en relación con los hombres ha sido un problema social histórico.

 

 La mujer a lo largo de la historia ha sido marginada, excluida del poder público y recluida en el ámbito doméstico o como ha sucedido en el presidencialismo mexicano, aunque algunas esposas de los presidentes han tenido una participación activa en los asuntos del país, siempre han figurado como la sombra de sus esposos. De hecho, en nuestro país fue hasta el gobierno de Adolfo Ruíz Cortines que se concedió el derecho al sufragio femenino. Actualmente,  la Organización de las Naciones Unidas (O.N.U), ha promulgado el derecho de la mujer a una vida libre de violencia y discriminación.[3] Por ello, en la mayoría de los países, los gobiernos han creado  políticas públicas incluyentes y equitativas y se han diseñado algunas estrategias para fomentar el desarrollo económico, humano y social del género.

 

En México se ha creado un marco normativo e institucional que garantiza la posibilidad de hacer valer los derechos de las mujeres y en el presupuesto federal de la nación se incluyen partidas destinadas especialmente a programas de género. Sin embargo, aún falta mucho por hacer. Según estadísticas del Instituto Nacional de la Mujer (INM) una de cada cinco mujeres sufre algún tipo de violencia o discriminación.[4] Al parecer, a pesar de los avances no se han disminuido significativamente las brechas de género. Tanto en la cuestión jurídica, como en la operatividad de las instituciones existen muchas deficiencias. Por otro lado, las estructuras económicas, sociales y culturales tampoco favorecen a las mujeres.    

 

 De acuerdo con estimaciones recientes del Consejo Nacional de Población        (CONAPO), en México hay 5.6 millones de hogares en los que una mujer es la contribuyente única o la principal a los ingresos del hogar, y 11.6 millones de hogares, que equivalen a poco más de la mitad de los existentes en el país, reciben contribuciones económicas de uno o más de sus integrantes del sexo femenino, ya sea como perceptora única, principal o  secundaria.[5]

 

Ciertamente las mujeres ocupan un lugar muy importante en la economía del país. Sin embargo el tipo de actividades y los puestos que ocupan no siempre son los mejores:

 

Las mujeres son excluidas de la toma de decisiones, en algunos casos, no son consideradas con seriedad en la medida de su participación política, han sido recluidas al activismo y se han producido filtros donde una inmensa mayoría trabaja en su comunidad y una escasa minoría tiene oportunidades a cargos de representación popular.  Es usual que los espacios de alto riesgo electoral, los espacios no prioritarios o las famosas suplencias se les brinden a las mujeres como evidencia pública de que si son tomadas en cuenta[6]

 

Por otro lado, aunque representan un porcentaje significativo de la población económicamente activa, es cuestionable si esto representa realmente un avance. El problema es que al realizar actividades  económicas la mayoría se coloca en una situación de desigualdad porque no sólo tienen que cumplir con sus jornadas laborales, sino que además, siguen cumpliendo con las tareas que históricamente les han asignado.

 

Además de las desigualdades económicas, en materia de salud también existen serios problemas de género. Según datos del Sistema Nacional de Información en Salud en México (SINAIS), el cáncer de mama y cérvico uterino son considerados entre las principales causas de muerte de la población. Al año se registran alrededor de 4000 muertes, a pesar de que estas enfermedades son curables cuando se detectan a tiempo.[7] La trata de seres humanos es otro de los problemas más relacionado con  difíciles de resolver porque tiene que ver con el crimen organizado y otras formas de delincuencia.

 

Estos son algunos informes que muestran que a pesar de los avances siguen habiendo problemas profundos que impiden el paso de las mujeres hacia la equidad. Los datos presentados, se concentran principalmente en las mujeres que viven en zonas urbanas, sin embargo, al parecer la situación de las mujeres de las comunidades rurales es todavía peor. Las mujeres rurales presentan más atrasos en su desarrollo debido a que tienen menos oportunidades. De acuerdo con las declaraciones del Director General de Temas Globales, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRL) las comunidades rurales se encuentran en condiciones de alta marginación debido a los efectos de la globalización: “La globalización ha impactado la vida de las mujeres rurales, lo cierto es que aún hoy, su situación es de las más precarias del mundo”.[8]

 

De acurdo al informe de la ONU, la globalización  ha abierto oportunidades para  mujeres pero al mismo tiempo ha llevado a otras a un mayor grado de marginación y de exclusión social.[9] La comercialización de la agricultura, la liberación del comercio, los mercados internacionales de alimentos y otros productos agrarios, el uso más amplio de la tecnología y las comunicaciones se agregan a la gran lista de retos que las mujeres rurales tienen que superar para subsistir”[10]

 

Por otra parte, según informes de IENGI,  el Analfabetismo en México es superior en el caso de las mujeres que de los hombres y en las comunidades rurales se agrava. Igualmente el nivel de escolaridad de las mujeres del campo es menor al de la ciudad.[11] Esto representa un problema económico y ético porque al parecer el nivel de escolaridad determina en gran medida el tipo de actividades que se realizaran. En tal caso, al recibir menos educación, se les niega indirectamente el acceso a las actividades económicas más calificadas y mejor pagadas.

 

La migración es otro problema serio de la vida rural. La pobreza, falta de educación, de seguridad social, la mala salud sexual y reproductiva y en general las condiciones del campo llevan a las mujeres a pensar en la migración a las grandes ciudades industriales y agrícolas, donde las emplean como trabajadoras domésticas, como obreras en maquiladoras, como bailarinas, meseras, masajistas o jornaleras. Este tipo de actividades las conduce a una mayor subordinación frente a su empleador y a menudo estas mujeres son fuertemente explotadas y discriminadas. Al parecer, la legislación mexicana es poco protectora en estos ámbitos, además generalmente los patrones les niegan el acceso a los derechos legales de los trabajadores.[12]

 

Por otro lado, aunque cualquier mujer está expuesta a la violencia, la vulnerabilidad de las migrantes aumenta y en muchos casos, los crímenes cometidos contra ellas quedan impunes debido su condición genérica, a la falta de recursos económicos, o a que se encuentran solas, sin familia y nadie reclama por ellas. Además de estas desavenencias, otro impacto negativo es que la movilidad de las mujeres afecta también los lazos familiares y pone en riesgo la estabilidad social.[13]  

 

Las mujeres rural, sufre discriminación, “A las mujeres rurales, rara vez se les conceden los derechos individuales  sobre la tierra, el capital, el agua u otros recursos que son indispensables para aumentar la productividad de su trabajo agrario”[14]   Por otro lado, las mujeres rurales  tampoco tienen acceso a la toma de decisiones. Los familiares y la comunidad en general tienden a pasarlas por alto, les niegan su derecho, a la libertad de elección o lo que es peor, en estas poblaciones ni siquiera saben que lo tienen. Al parecer la situación de las mujeres rurales en el Estado de Baja California Sur, es precaria. Especialmente en las comunidades de mujeres migrantes. No existen estudios que aborden la problemática de las mujeres rurales del Municipio de La Paz, Baja California Sur. “Las  estadísticas e indicadores que dan cuenta del contexto y las desigualdades y brechas de género en el municipio de La Paz. (…) no es suficiente, y la disponibilidad de indicadores municipales es muy pobre”[15]

 

De acuerdo con los informes del Instituto Municipal de La Mujer, se está trabajando en el desarrollo del género y se han logrado algunos avances. El problema es que los esfuerzos se han concentrado principalmente en la ciudad. La problemática de las comunidades rurales, no ha sido analizada a profundidad a pesar de que son las más necesitadas. “Hemos visitado algunas comunidades, sobre todo las del sur y en estas se han formado algunos comités ciudadanos, pero a las comunidades más marginadas no hemos llegado, por las distancias y porque no existe presupuesto. Allí no hemos hecho nada.”[16]

 

Según la información anterior, es necesario mejorar las condiciones económicas y de desarrollo humano de las comunidades rurales que inciden directamente en  las mujeres. Sin embargo, los gobiernos aunque en sus discursos hablan de desarrollo social incluyente,  en la realidad no están haciendo prácticamente nada por estas mujeres,  al parecer el problema es el presupuesto.  

 

Presupuestos sensibles al género

El presupuesto Federal es de vital importancia para todos porque allí se ve el rumbo hacia el cual nos dirigimos. Toda política pública sin presupuesto no es más que una utopía.  Se ha dicho que la equidad de género  es una de las prioridades de la mayoría de los gobiernos y en el caso de México no es la excepción. En 2008 se logró la incorporación del artículo 25 a la Ley de Presupuesto de Egresos de la Federación 2008. En dicho artículo, se establece la integración de la perspectiva de género en el diseño, elaboración y aplicación de los programas de la Administración Pública Federal. Continuando con esta política, en 2011 se agregó  a la Ley otro artículo correspondiente para el ejercicio 2011: “En cumplimiento a la Ley General de Igualdad entre hombres y mujeres, el ejecutivo federal impulsará la igualdad sustantiva en los ámbitos público y privado, promoviendo el empoderamiento de las mujeres a través de acciones afirmativas y de la incorporación de la transversalidad del enfoque en el diseño, elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación de los programas de la Administración Pública General.” (Artículo 27 LPF 2011) 

Este hecho es un avance hacia la democracia y la equidad, pues como se vio anteriormente, el estado debe procurar el bienestar de todos los habitantes de su territorio. Destinar recursos para atender de manera específica las necesidades de las mujeres es un gran logro.  Los recursos para mujeres y equidad de género en 2011 fueron $3, 438,895.50.  Según este dato el presupuesto se incrementó un 30% en relación con el año anterior. Sin embargo, sigue siendo insuficiente. (Videgaray)

 

Por otra parte, según el Consorcio parlamentario para el diálogo y la equidad, el presupuesto asignado para  la equidad de género, en el año 2011 no disminuyó en relación con años anteriores, sin embargo, los criterios de asignación son muy confusos. Al parecer están destinados principalmente al sector salud.

 

Los anteriores datos muestran de manera somera que el avance en realidad es muy poco, es urgente la elaboración de proyectos que verdaderamente fomenten el desarrollo de las mujeres, para esto es necesaria también una voluntad política sólida.

Presupuesto Estatal

El presupuesto aprobado para Baja California Sur en el ejercicio 2011 es de $ 8 mil, 669 millones, 540 mil 405 pesos. En la presente indagación no fue posible conocer los rubros en los cuales se repartió el total de la cantidad asignada a nuestro estado. En los documentos consultados no se encontró ninguna partida específica para las mujeres:

Asuntos Fiscales y Administrativos presentó en primera lectura el proyecto de decretos que contiene el Presupuesto de Egresos para el año 2011 por un monto de 8, 669 millones 540 mil 405 pesos que según la Presentación Programática se aplicarán en los rubros de Legislación, Justicia, Coordinación de la Política de Gobierno, Asuntos Financieros y Hacendarios, Asuntos de Orden Público y de Seguridad, Vivienda, Servicios a la Comunidad y Salud.

Además Recreación, Cultura, Educación, Asuntos Económicos, Comerciales y Laborales, Agropecuaria, Silvicultura, Pesca y Caza, Transporte, Comunicaciones, Turismo, Investigación y Desarrollo relacionados con asuntos económicos, Transacciones de la deuda pública y adeudos de ejercicios fiscales anteriores.(Medina2011)

De acuerdo a los datos anteriores no se incluye nada para atender de manera específica las necesidades de las mujeres, sin embargo, es precisa una revisión más detallada y profunda porque no se encontraron datos oficiales a disposición.

 

Presupuesto Municipal

Según el informe publicado en la página oficial del Gobierno del Estado de Baja California Sur, el presupuesto asignado para la infraestructura social municipal 2011 es de $ 6,34,528.00 No se especifica cómo serán distribuidos los recursos. Sin embargo, según la declaración de un funcionario público del Instituto Municipal de la mujer, no hay presupuesto para atender las demandas del género: “Hemos visitado algunas comunidades, sobre todo las del sur y en estas se han formado algunos comités ciudadanos, pero a las comunidades más marginadas no hemos llegado, por las distancias y porque no existe presupuesto. Allí no hemos hecho nada.”[17]

 De acuerdo a la declaración de la Presidenta de la Comisión de Equidad y Género del XIII Ayuntamiento de La Paz, Regidora Rosa María Montaño, sí existe un presupuesto  para la equidad de género, dicho presupuesto está asignado al Instituto Municipal de la Mujer, el problema es que:

 “ la mayor parte de este presupuesto se va en sueldos y salarios, la otra parte en gasolina y otras tonterías, que más que un fin social, tienen un fin político. Como lo que pasó con la tarjeta mujer paceña, sólo le sirvió a la Presidenta para elevar su imagen, así que al final de cuentas   casi no queda nada para la operación del Instituto a favor de la sociedad”.

 

                Encontrar los datos referentes a la administración y distribución del presupuesto municipal no ha sido posible, al parecer no se tienen datos disponibles publicados. “Las  estadísticas e indicadores que dan cuenta del contexto y las desigualdades y brechas de género en el municipio de La Paz. (…) no es suficiente, y la disponibilidad de indicadores municipales es muy pobre” (García Hernández)  Parece ser, que no existen estudios que expliquen con claridad y de manera específica la situación de las mujeres rurales del municipio, ésta quizá esta sea una muestra más del poco interés que existe en torno a estos sectores de la población.

 

Teoría de las Dimensiones organizacionales.

 Según la teoría de las Dimensiones Organizacionales, todas las instituciones y organizaciones presentan un comportamiento que es consecuencias de sus valores y su manera de ordenar el mundo, estos sirven de marcos conceptuales y sirven de fundamento a sus acciones que se realizan en diferentes dimensiones.   Las dimensiones son cinco:

·         Dimensión racional

·          Dimensión relacional

·         Dimensión estructural

·         Dimensión política

·         Dimensión simbólica

 

Éstas se caracterizan y diferencian unas de otras, las diferencias se manifiestan claramente en lo que problematizan y en las soluciones que dan a los problemas, por ejemplo: los problemas de una organización que se mueve en una dimensión racional, se traducen en falta de información, mientras que en una organización con dimensión relacional serían, insatisfacción del personal, en una estructural incumplimiento de reglas, en una política falta de significado y por último en una simbólica serían traducidos en falta de sentido.   

Las organizaciones aunque se mueven en las cinco dimensiones, acentúan más unas dimensiones que otras y de esto depende el tipo de interacciones que presentan. Para entender el comportamiento de las instituciones es necesario identificar cuáles son las dimensiones que predominan. Desde la perspectiva de las dimensiones organizacionales es posible comprende por qué algunas organizaciones no atienden lo que para otras es urgente y prioritario y viceversa. Esto se debe a que de acuerdo a la dimensión hay aspectos a los que unas dimensiones dan mayor importancia mientras que las otras a pesar de seguir el mismo esquema, dan un orden jerárquico diferente. Quizá esto explica por qué a pesar del rezago de desarrollo en el que se encuentran las mujeres del municipio de La Paz, los gobiernos no atienden la problemática como asunto prioritario. Quizá esto se deba a que no representan ningún poder. En el siguiente apartado se analizará cuál es la dimensión predominante en esta institución de gobierno municipal y el porcentaje que significan las mujeres en términos de poder electoral.  

 

El gobierno municipal según la teoría de las dimensiones organizacionales

 

De acuerdo a las leyes vigentes, en México, la conformación del gobierno debe ser elegida de manera democrática, a través del voto del pueblo. En este sentido podría decirse que los ciudadanos agrupados en distritos son los principales actores en la toma de decisiones. Sin embargo, una vez electo el gobierno, es esté quien cobra el poder y quien determina el rumbo que tomará el pueblo. El Ayuntamiento está formado por un Presidente Municipal y el cabildo que se constituye de 15 Regidores, de los cuales diez fueron electos por mayoría relativa y cinco por representación proporcional.

 

El gobierno municipal, es una institución en la que predomina la dimensión política, por ello, todas sus acciones van enfocadas hacia ensanchamiento del poder, la organización se constituye de diversos grupos con intereses también diversos, las alianzas se efectúan de acuerdos a los interés mutuos y los objetivos que se persiguen son los posibles más que los verdaderamente deseados. En esta dimensión, el medio ambiente es considerado como una fuente más de poder, por ello, todas sus acciones y decisiones son determinadas de acuerdo al costo político que tengan, lo que se busca es un equilibrio de fuerzas, por ello, quien no tiene suficiente poder no se encuentra en posibilidad de negociar.  La planeación de este tipo de organizaciones no es sólida, realmente sus acciones dependerán más de las circunstancias de los grupos que de la planeación previa. Igual que la planeación la evaluación de este tipo de instituciones por lo general es para elevar su imagen más que por optimizar los resultados en beneficio de la comunidad, lo que importa al evaluar es encontrar la manera de presentar resultados que representen alguna ganancia. El liderazgo suele ser funcional, se fundamenta en la facultad que las estructuras otorgan. Las decisiones se tomarán de acuerdo a la distribución de fuerzas y en la medida que los grupos tengan poder será la trascendencia. La comunicación es considerada como poder por ello, se guarda sigilosamente, se difunde a través de mensajes ambiguos y en canales informales. No importa si esto genera conflicto, de hecho el conflicto es el estado natural en estas organizaciones. El cambio sólo se da cuando se presenta un desequilibrio de fuerzas, cuando se presenta un rompimiento en las coaliciones. Cuando esto ocurre, ningún grupo tiene estabilidad, por ello, es importante que los grupos mantengan su poder y con esto el equilibrio de fuerzas. Lo anterior surge sólo cuando alguno de los grupos marginales logra conquistar el poder. El poder puede alcanzarse en la medida de que su comportamiento sea impredecible o tenga la posibilidad de maniobrar.

 

De acuerdo a lo anterior las decisiones del gobierno municipal, son determinadas de acuerdo a las circunstancias y al equilibrio de fuerzas con los  grupos que representan algún poder, por ello, a continuación se analizará cuál fue el comportamiento de los votantes, divididos en distrititos para determinar qué porcentaje corresponde a las comunidades rurales y determinar si significan un grupo de poder.

 

Cartografía del municipio de La Paz

 

Descripción: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9a/La_Paz_BCS_localidades.svg/410px-La_Paz_BCS_localidades.svg.png

    

Para su régimen interior el municipio se divide en cinco delegaciones: Todos Santos, Los Barriles, San Antonio, Los Dolores y Los Planes. En cuanto a representación legislativa, el municipio se divide en seis distritos, de los cuales los primeros cinco tienen su cabecera en La Paz y el sexto en Todos Santos porque se conforma en  de comunidades rurales.

 


 

Tabla de resultados elección 2008, según la página del Instituto Estatal Electoral de Baja California Sur

Distrito

Listado nominal

Total

Participación

I

30 627

11 648

38.03

II

22 219

  9 652

43.44

III

21 043

  9 670

45.95

IV

38 938

15 552

39.94

V

29 502

14 037

47.58

IV*

12 278

  6 658

54.23

*Distrito donde se agrupan las comunidades rurales

 

Total de votantes según el listado nominal: 142, 329

Total de Votos  efectivos: 67 218

% Total de participación: 47.22

Total de votos Distrito VI: 6 658

Distrito VI,  %  del total de participación: 4.67

 

Según las elecciones 2008,  en términos electorales  las comunidades rurales representan el 4.67 de la votación total. Esta cifra muestra una posición baja en la escala de poder de los distritos, por ello, se concluye que electoralmente no representan una fuerza electoral.  Por otra parte, los datos presentados no están agrupados por género, ya que no fue posible porque no se encontraron datos a disposición, sin embargo, es posible suponer que no todos los votos son de mujeres, lo que significa que los votos de mujeres son menos, por lo tanto, su poder es aún menor.

 

Los datos anteriores, vistos desde la perspectiva de la teoría de las dimensiones explican por qué a pesar de la precaria situación en la que se encuentran las comunidades rurales no son un grupo prioritario en los intereses del gobierno municipal de La Paz. La situación de este sector de la población no cambiará a menos que logren convertirse en una fuerza, si no electoral podría ser simbólica, económica o de algún otro tipo que represente un ensanchamiento del poder del gobierno como institución.

 

Otra posibilidad para mejorar las condiciones de las mujeres es que hubiera mayor participación política pero no sólo en los procesos como luchadoras en los niveles operativos más bajos, sino en los espacios de toma de poder. Para lograr que exista un grupo representativo más grande en los poderes legislativo, y ejecutivo. Actualmente, existe poca representación femenina tanto en el congreso como en el cabildo del XIV Ayuntamiento de La Paz, a pesar de que existen las comisiones de Equidad de Género en los dos niveles de gobierno, los porcentajes de representación no son equitativos pese a lo que dice la ley, por ello,  en las decisiones se ve una fuerte tendencia machista y los problemas de las mujeres son considerados precisamente como eso “problemas de mujeres...” Como se ha visto el presupuesto no es asignado de manera transversal a favor de las mujeres,  tampoco se atienden de manera específica sus necesidades, quizá esto se deba a que quienes están en los espacios de poder son en su mayoría hombres. En Baja California Sur, las mujeres representan el 51% de la población, sin embargo, para el gobierno son un consideradas entre los grupos como minoría o grupo vulnerable…

 

Se supone que el hecho de que el pueblo tenga la posibilidad de elegir a sus representantes favorece la posibilidad de expresar la voluntad general del pueblo, sin embargo, dadas las circunstancias de nuestro país, surge la pregunta: ¿Hasta qué punto hay una verdadera democracia? Es evidente que si no hay participación ciudadana no existe realmente la democracia y si no hay democracia mucho menos equidad de género, por ello, la conclusión de este trabajo es que mientras no cambien las prácticas corruptas y machistas de los que se encuentran en el poder, no habrá un verdadero desarrollo en el país.

 

 

 



[1] wikipedia

[2] Loc Cit

[3] TAMÉS, Peña Beatriz, Los Derechos de  a mujer y del Niño, Un Compendio de  Instrumentos Internacionales, Editado por Comisión Nacional de los Derechos Humanos, México, 2005.

 

[4] TRASVIÑA, Blanca, Conferencia – Taller “Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Baja California Sur, La Paz, B.C.S. 18 de Noviembre de 2009.

[5] MORENO, Berry Judith, Las mujeres mandan...¿En México? Análisis sobre las marginadas, Conferencia,   IX Simposium Internacional de liderazgo en Viña del Mar, Chile, noviembre 2008.

 

[6] MENDIOLEA, Martínez Adriana,  La Mujer y Nuevas Formas de Poder, FORO de Liderazgo y Género, Cabo San Lucas, Noviembre, 2006.

[7] Principales causas de mortalidad en mujeres, http://sinais.salud.gob.mx/, consulta 31 de Octubre de 2010.

[8] CÉSPEDES, Oropeza Ernesto, Presentación oficial de la BIBLOTECA INTERACTIVA CON PERSEPCTIVA DE GÉNERO, Editado por Secretaría de Relaciones Exteriores, México, 2008.

[9] X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. Consenso de Quito. ONU 9 de Agosto de 2007. www.sre.gob.mx, Consulta 10 de Noviembre de 2007.

[10] Loc. Cit.

[11] Loc. Cit.

[12] TRASVIÑA, Ob. Cit. Mesa de trabajo, jornaleras agrícolas.

[13] SÉSPEDES, Ob. Cit.

[14] CAMPOS, Orrico María, Las Mujeres Rurales en México, BIBLOTECA INTERACTIVA CON PERSEPCTIVA DE GÉNERO, Editado por Secretaría de Relaciones Exteriores, México, 2008.

[15] GARCÍA, Ob. Cit.

[16] Servidor Público del Instituto Municipal de la Mujer, en entrevista privada, 29 de Octubre de 2010.

 

Comments
Search
Only registered users can write comments!

!joomlacomment 4.0 Copyright (C) 2009 Compojoom.com . All rights reserved."

Last Updated on Tuesday, 13 December 2011 03:55